Estimados colonos:


Sabemos que la salida de Vida en Comunidad en los fraccionamientos Bio y Campestre, el pasado lunes 2 de agosto, ha generado incertidumbre y confusión en una gran parte de propietarios y residentes que no tienen claridad de los hechos sucedidos y próximos.

Esta medida abrupta es tan inesperada para ustedes como para nosotros, no obstante, mantendremos un flujo de comunicación constante para ir despejando dudas de distinta índole; hoy existe la necesidad de aclararles los siguientes puntos:

1. El cese de operaciones de Vida en Comunidad en esas dos secciones únicamente, no corresponde a una decisión unilateral por parte de la empresa con una intención de abandonar repentinamente a la comunidad.

Por el contrario, es el resultado de una triste combinación de factores: por un lado una clara falta de representatividad con quienes se tuvo oportunidad de generar diálogo y acuerdos, ante la cual, hubo quienes tomaron la oportunidad de ostentarse como representantes con un evidente ánimo de choque. Y por otro, la omisión y falta de participación de muchos, quienes pese a su congruencia y sensatez, decidieron no involucrarse en asuntos que atañen a toda la comunidad.

Conocer las leyes no exenta del riesgo de la interpretación de las mismas, de modo que resulta fácil caer en premisas engañosas y promesas sin responsabilidad y sin fundamentos; lo que implica un riesgo para toda una comunidad que confunde y no distingue las obligaciones, de las concesiones que ha hecho una empresa.

2. Sabemos que la falta de civilidad vivida en la reunión del día domingo no representa a la totalidad de los colonos; sin embargo, el furor y las faltas de respeto, tanto en dicha reunión, como en varias ocasiones previas (y aún hoy en día) para con los trabajadores de la empresa, son una muestra clara de que la fractura es profunda, antigua e irreparable.

Consideramos necesario dejar de operar la administración, debido a las inconformidades con nuestro equipo en su labor de mantener el desarrollo con una buena imagen, en armonía y con decoro; no sin antes aclarar que la posibilidad de hacer una entrega paulatina, ordenada y cordial sólo requería de acuerdos que fueron imposibles de lograr dadas las circunstancias del domingo.

3. Es necesario dejar en claro que CR nunca se ha enriquecido con el cobro de cuotas de mantenimiento; los montos recaudados han sido utilizados para brindar servicios muy por encima de los estándares generales, situación que será corroborada con la entrega de cuentas. La nueva administración podrá constatar que, por el contrario, la fraccionadora ha subsidiado el déficit que genera la operadora Vida en Comunidad.

Elogiamos la participación e involucramiento con el que hoy los colonos comienzan a autoadministrarse; pues es mediante ello que podrán constatar las verdaderas implicaciones de operar un fraccionamiento: los costos reales y el enorme reto que es lograr la recaudación de la mayoría de colonos, sin conseguir alcanzar la satisfacción, ni estar exentos de conflictos y roces entre ustedes.

4. De ninguna manera estas acciones tienen carácter de represalia contra la comunidad, únicamente es necesario dejar claro que no daremos pie a que situaciones de conflicto contaminen a otros fraccionamientos.

Con el fin de brindarles tranquilidad, por nuestra parte iremos informando paulatinamente respecto a los cambios concernientes al cambio de administración, únicamente aquellos que nos atañen.

5. En próximas fechas se emitirá también información respecto a los compromisos que CR tiene como desarrolladora y a los que dará cabal cumplimiento.