El pasado domingo 1ero de agosto a las 11h se convocó a una plática pública con los colonos de Gran Reserva y el Director General de CR, Pablo Corona. Esta plática fue convocada con la intención de tener un diálogo frontal y pacífico con los residentes.

En el encuentro estuvieron presentes, por parte de CR, colaboradores de distintas áreas con el objetivo de dar soporte y respuesta a los temas relativos a su labor. Por parte de un grupo de colonos inconformes, se tuvo al frente la presencia de 2 abogados, lo que advertía un ánimo poco conciliatorio, y pese a lo cual se prosiguió con el encuentro.

Al cabo de la reunión se dio pie a escuchar diversos puntos de vista, incluyendo quejas generales y particulares; se reiteró en más de una ocasión la necesidad de reconocer y aclarar los compromisos que atañen a CR como desarrolladora, y las actividades de Vida en Comunidad como administradora.

No obstante, permeó una clara falta de orden en el diálogo y con constantes interrupciones, la palabra fue acaparada por unos cuantos vecinos quienes han optado por tomar la representación de la totalidad de propietarios y residentes.

Desafortunadamente el diálogo que daba pie a puntualizar en compromisos y acuerdos perdió lugar, no quedó en nosotros. Ante la postura hostil e intransigente de algunos cuantos, y la omisión y silencio cómplice de otros cuya opinión diverge de los manifestantes, Vida en Comunidad decide retirarse hoy de la administración de Campestre y Bio.

Cabe aclarar que los compromisos de la desarrolladora, relativos a infraestructura, por parte de CR se mantienen en pie y serán cumplidos.

Nos apena enormemente la situación, sin embargo, consideramos que quienes hoy deciden tomar la administración y responsabilidad de ambos fraccionamientos aprenderán de nuestros errores: todo lo relativo al tema deberá ser esclarecido por ellos.